Día de Muertos en Oaxaca / Day of the Dead in Oaxaca

30 octubre, 2010

Día de Muertos Oaxaca 2010

Este pasado Día de Muertos se conjuntaron dos cosas: mi festividad favorita y una de las ciudades que más me gustan. Así que el resultado solo podía ser que este ha sido el mejor día de muertos que he pasado.

Me lancé de a solapa el pasado puente a Oaxaca. Desde el día que salí de la Ciudad de México tuve suerte porque había un cielo claro y se tenía una vista espectacular de los volcanes en el camino.

En Oaxaca el Día de Muertos se vive intensamente porque es una tradición todavía muy vigente entre la gente y además el gobierno de la ciudad la promueve y apoya bastante. Había muchas actividdades, muchos eventos y en todos lados había ofrendas y altares a cual más bonito. Un concurso de calaveras gigantes y los espectaculares ‘tapetes’ de arena de colores con motivos del Día de Muertos, frente a la catedral. Toda la ciudad se vivía en un ambiente de fiesta.

En la noche del 31 fuia dos panteones: El de San Miguel, que es el cementerio de la ciudad y el de un pueblito cercano: Xoxocotepec. Ambos muy bonitos y tradicionales. El de San Miguel fue espectacular con sus 2400 nichos iluminados con veladoras. Pero el de Xoxo más entrañanble porque había más familias pasando la noche con sus muertos y las tumbas estaban adornadas más elaboradamente. Es algo difícil de entender para un extranjero, supongo. Que en un panteón se viva un ambiente de alegría. Je. Pero es eso, una ocasión festiva porque vas a estar cerca de los tuyos que se fueron.

La siguiente noche me tocó ver en la Plaza de la Danza, que es el atrio de una iglesia colonial muy bonita, representaciones de danzas folclóricas y en las gradas, que se desocuparon para ese momento, se pusieron miles de veladoras de colores. Wow.

Hasta en el regreso me tocó padre el paisaje e hice unas tomas muy bonitas de las montañas.

En fin, espero que los espíritus de nuestros muertos se la hayan pasado bomba porrque para mí, como dije al principio, ¡el mejor Día de Muertos!

Las fotos AQUÍ

 


 

This October I had two of my favorite things: my favorite holiday in the year and one of my favorite cities. So the result could only be that this has been the best day Day of the Dead I’ve had.

I traveled alone to Oaxaca City. From the day I left Mexico City I was lucky because there was a clear sky and there was a spectacular view of the volcanoes on the road.

In Oaxaca, the Day of the Dead is lived intensely because it is a tradition still very much alive among the people,  and also the city government promotes and supports these festivities. There were many activities, many events and you could see everywhere offerings and altars, all of them beautiful. There was a competition of giant skulls and the spectacular ‘mats’ of colored sand with the Day of the Dead motives. The whole city had  a party atmosphere.

On the night of the 31st  I visited two cemeteries: The San Miguel Cemetery, which is the municipal cemetery and another at a a village nearby: Xoxocotepec. Both are very beautiful and traditional. The San Miguel was spectacular with its 2400 candles lit niches. But  Xoxo cemetery was more moving because more families were spending the night with their dead and the graves were decorated more elaborately. It is somewhat difficult to understand for a foreigner, I guess. That in a cemetery  you live a joyful atmosphere. He he. But is this a festive occasion because you will be near your own who are gone.

The following night I got to see the Plaza de la Danza (Dance Square), which is the atrium of a beautiful colonial church, there were folk dance performances and in the stands you could see  thousands of colorful candles. Wow!

In my way returning to Mexico City  I enjoyed a pretty landscape and made some very nice shots of the mountains.

Anyway, I hope that the spirits of our dead had a very good time, because for me. as I said earlier, this was the best Day of the Dead ever!

Find the pics HERE

Anuncios

Día de Muertos (1) Tultepec / Day of the Dead (1) Tultepec town, Mexico

31 octubre, 2009

Una vez más llegó mi festividad favorita. El Día de Muertos. Arriba pueden ver a una Catrina cantando ‘Llorona’ (en voz de Eugenia León, como solo ella puede hacerlo), un fragmento del cortometraje ‘Hasta los Huesos’ un ejemplo de como vemos la muerte los mexicanos.

Este año fui al pueblo de Tultepec, en el Estado de México, el 31 de Octubre. Tultepec es conocido nacionalmente por su producción pirotécnica. Se dicen los mejores del país. Yo creo que si lo son. Si no solo vean el video que tomé donde se ve una muestra de su trabajo. Tultepec es un pueblo más bien feo, pero lo bonito que tiene es que han conservado muchas tradiciones. Una de ellas el Día de Muertos. Ese día las familias hacen pequeños faroles, de diferentes colores y formas e iluminados con velas. Todos se reúnen y hacen una procesión hasta el zócalo del pueblo. En el centro del pueblo se muestran varias ofrendas y venden atole, champurrado y pan de muerto, otra rica tradición local. Al finalizar la procesión, el evento se cierra con,  no podía ser de otra manera, una demostración de pirotecnia. Así se mezclan de nuevo la muerte y la fiesta.

>>Puedes ver las fotos AQUÍ

>>Y el video de la procesión y la pirotecnia AQUÍ


Once again my favourite festivity. The day of the Dead. Above you can watch a ‘Catrina’ (A fancy skeleton) singing in the beautiful voice of Eugenia León,  ‘Llorona’ (The Wheeper’), a fragment of the shortfilm ‘Down to the Bone’, an example of how we mexicans look at Death.

This year I visited Tultepec town. On October 31st. Tultepec is nationwide known for its fireworks production. They pride themselves as  the best of the country. I agree with them. You can watch a piece of their work in the video I filmed. Tultepec is a rather ugly little town, but they keep many traditions and that makes it nobler. One of those traditions is the Day of the Dead. On that day the families  make this little lanterns in several colors and shapes illuminated by candles. Everybody gather and make a procession toward the town center. There you can find several Ofrendas (offerings)  and hot and corn made beverages are sold, like Atole and Champurrado. And of course Dead’s Bread, another local tradition. When the procession ends, the event is closed with a fireworks exhibition. It couldn’t be other way in Tultepec.  In that way Death and Fiesta are again reunited.

>>You can see the pictures HERE

>>You can see the procession and fireworks video HERE


A %d blogueros les gusta esto: